domingo, 2 de noviembre de 2014

La conversión 1:1

Buenas!

Hoy os traigo un pequeño post de reflexión sobre una de las cosas que, en mi opinión, lastran la industria del hobby en este país: La conversión 1:1

Estamos acostumbrados a ver juegos de salida a 60 dólares que cuando llegan a España se convierten mágicamente en 60€. Esto se veía antes más en juegos de mesa, pero de un tiempo a esta parte lo estoy viendo en empresas de miniaturas, y empieza a resultarme molesto.

Puedo entender que para una empresa, el esfuerzo de traer, traducir y distribuir un juego suponga un sobrecoste que tiene que verse reflejado en el producto final, aunque no estoy de acuerdo en el incremento de precio (un juego de 60 dólares que pasa a 60€ es un incremento del 25% del precio) puedo entenderlo.

Imperial assault: de 100$ a 99'95€. Edge no me falla


Sin embargo, el hecho de traer un juego o unas miniaturas no requiere ese esfuerzo de traducción, simplemente el almacenaje del producto. Por tanto no veo justificable ese incremento descarado del precio en los productos, y ya se ha visto anteriormente (como ocurrió con warmachine) que esa política comercial lleva a que los jugadores compren en el extranjero donde pueden encontrar el producto incluso a mitad de precio (el precio de un colosal en España es de 135€, mientras que en USA lo puedes encontrar por 70-80 incluyendo gastos de envío). Estos precios llevaron a que se dejase de comprar warmachine aquí y por tanto Edge dejase de traducir y distribuir el juego.

Imagen del warmañín, torneo de Warmachine de Zaragoza

La competitividad en precios es a día de hoy tremendamente importante, ya que con la cantidad de tiendas y juegos que hay disponibles, sin buenos precios y buen trato los clientes no van a volver a la tienda. Con la política del 1:1 directamente se les quita la posibilidad a las tiendas de cumplir esa primera parte.

O si las distribuidoras siguen con esa política, que la apliquen también con la libra...